A través de políticas de compra públicas transparentes y eficientes, el Gobierno Nacional, permite una participación equitativa y justa de los emprendedores de la Economía Popular y Solidaria (EPS), asociaciones productivas, artesanos, micro y pequeños empresarios que forman parte de los Catálogos Dinámicos Inclusivos (CDI).

El Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) bajo la política de generar oportunidades de desarrollo para todos los emprendedores que forman parte y que se suman cada día a los CDI estableció la normativa para que los proveedores del servicio de limpieza hospitalaria homologuen su capacidad productiva.

La decisión fue tomada al detectar que existían algunos casos de micro y pequeñas empresas que acaparaban el mercado de la limpieza hospitalaria al registrar un alto número de empleados, mientras que las asociaciones se quedaban relegadas y no generaban empleo para sus socios.

De ahí que, se estableció que las asociaciones de la EPS, entendiendo su dinámica de generación de fuentes de empleo para sus socios en condiciones igualitarias, deben catalogar 42 personas, divididas en 5 grupos de trabajo de 8 personas y 2 supervisores, quienes cubren una capacidad productiva de 7 mil metros cuadrados.

Por su parte, las micro y pequeñas empresas pueden catalogar 9 personas, es decir un grupo de trabajo de 8 y un supervisor, para cubrir una capacidad productiva de 1.400 metros2.

De esta manera se garantiza la contratación y generación de órdenes de compra de forma justa y equitativa para todos los proveedores catalogados. Es así que, entre enero y mayo de 2017, se han adjudicado 5.6 millones de dólares a los emprendedores del CDI de Servicio de limpieza hospitalaria de todo el país.

Con estas políticas se garantiza una mejor redistribución de los recursos públicos y de las fuentes de trabajo hacia sectores asociativos y de la Economía Popular y Solidaria.

(EG)