descarga_aquiLa Contraloría General del Estado realizó un examen especial sobre el proceso de Subasta Pública de Medicamentos. El análisis se hizo sobre la etapa precontractual y contractual de la compra de más de 322 tipos de medicamentos y, de acuerdo al anuncio hecho por el Director General del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop), concluyó lo siguiente:

Que todas las recomendaciones realizadas por la entidad de control sobre el proceso de Subasta de Medicamentos del 2011 fueron acogidas y concluye que este proceso fue automatizado, funcional, transparente; contó con la tecnología y recursos técnicos necesarios para alcanzar un adecuado nivel de seguridad.

Además, la auditoría evaluó la metodologación para la determinación de precios referenciales unitarios, estableciendo que los precios referenciales fijados fueron razonables.

El informe indica que la Subasta fue un proceso planificado, al tomar en cuenta que las instituciones que integran la RPIS, ministerio de Salud Pública, instituto de Seguridad social de las Fuerzas Armadas (Issfa); instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Iess) e instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol), consolidaron sus demandas de medicamentos.

Vásquez destacó que el documento indica que el Sistema de Compra Pública, “a nivel de pantalla del usuario, no permitió la visualización de los proveedores invitados y adheridos que participaron en el proceso de contratación. De igual forma, a nivel de pantalla de usuario, no permitió visualizar y conocer a los proveedores que se encontraron ofertando y participando en la fase de puja, evitando que los usuarios conozcan con qué otros oferentes se encontraban compitiendo, lo que evidenció la transparencia del proceso”.

De igual forma, aseguró que la Contraloría reconoce que, gracias al sistema de Compra Pública, todas las fases del proceso fueron públicas y se mantienen a disposición de la ciudadanía en la página subastademedicamentos.compraspublicas.gob.ec, plataforma electrónica en la que se pueden encontrar los precios unitarios adjudicados, proveedores participantes, especificaciones técnicas de los medicamentos, registros sanitarios y contratos realizados; así como la competencia de precios entre los participantes.

En esta página se informa, también sobre la participación de al menos 8 proveedores por cada uno de los 322 medicamentos que fueron adjudicados.

El titular del Sercop informó que existieron dos recomendaciones que ya han sido ejecutadas por  la institución.

Contraloría ratifica que el proceso de adquisición de medicamentos fue transparente y eficiente al haber contado con participación y vigilancia ciudadana.

Más de mil personas, entre usuarios, empresas farmacéuticas, profesionales de la medicina, enfermería y farmacia; comités de usuarios de la salud y organizaciones de pacientes acudieron a 14 Consejos Consultivos relativos al tema.

Con este informe favorable de Contraloría, queda demostrado que la compra corporativa de medicamentos no solo fue un proceso transparente, sino que ahorró más de 300 millones de dólares al país, “recursos que seguirán siendo utilizados en ampliar la infraestructura de salud, de educación, de carreteras, de todos aquellos derechos que los ecuatorianos necesitamos. El Sercop ha permitido que todos esos recursos sean adecuadamente utilizados”, dijo Vásquez.

En el proceso se adjudicaron contratos a 58 proveedores y grupos farmacéuticos que, en ningún caso, concentran más del 12% del monto adquirido, equivalente a 150 millones de dólares.

La Subasta Inversa Corporativa de Medicamentos se convierte en un referente de contratación pública que arrancó toda posibilidad de direccionamiento de contratos. Deja en el pasado las prácticas en las que incurrían ciertas empresas farmacéuticas que, contando con el apoyo de medios de comunicación, recibían adjudicaciones a dedo.

La compra pública de medicamentos estableció procesos públicos, abiertos, en beneficio de la ciudadanía y que han garantizado el acceso a medicina de calidad y segura para más de 3 mil unidades de salud en el país, convirtiéndose en un ejemplo a seguir por otros países de la Región; es así que Perú y Chile ya concretan la adquisisción de medicamentos para sus habitantes mediante el Sercop.

Acceda al Informe de Contraloría sobre la Subasta Pública de Medicamentos

(CCH)