El Director General del Servicio Nacional de Contratación Pública, Santiago Vásquez, visitó a emprendedores de la Economía Popular y Solidaria de Manabí que  son proveedores de bienes y servicios para el Estado en la provincia.

En Manabí se ha generado más de ocho mil fuentes de empleo directo en  sectores como la micro y pequeña empresa, que agrupan a 1.500 asociaciones a las que se ha adjudicado no menos de 18 millones de dólares entre el 2016 y 2017.

En su visita a Manabí, Vásquez constató cómo la compra Pública se ha convertido en un elemento generador de empleo. En el cantón Abdón Calderón, por ejemplo,  está ubicada la asociación de producción textil Girasol, cuya representante es Sandra Zamora, quien aseguró que “es importante aprender a manejar el portal. Hemos tenido contratos con varias instituciones públicas de  Manabí, y esto es algo positivo porque  hay trabajo para las 15 socias emprendedoras. Con los ingresos que tentemos hemos comprado más máquinas de coser, lo que representa una inversión de 20 mil dólares”.

Zamora dio a conocer que en este año han logrado una orden de compra con CNT y, para la entrada a clases,  con el ministerio de Educación. “Con unión y esfuerzo, sí se puede salir adelante y conformar una asociación. La Compra Pública es un apoyo, solamente es importante mantener los requisitos al día”, recordó.

Es gracias al Catálogo Dinámico Inclusivo (CDI) que los artesanos y microempresarios pueden ofertar sus bienes y servicios de forma preferente a entidades contratantes. Se trata de un catálogo electrónico en el que se  ofertan 800 tipos de productos.

Solo en enero y febrero del presente año, a nivel nacional, se generaron 3.947 órdenes de compra para los sectores de limpieza, confección textil, transporte, alimentación, entre otros. Al menos 16 millones de dólares se adjudicaron a 2 mil emprendedores de la Economía Popular y Solidaria que brindan servicios en todo el país.

Santiago Vásquez, adicionalmente, mantuvo diálogos con medios de comunicación en los que destacó el informe de Evaluación Comparativa de Contratación Pública del Banco Mundial y en el que, dentro del análisis a 180 países, se reconoció a los sistemas que más promueven el sector productivo y la transparencia, destacando  el Sistema de Compras Públicas de Ecuador como  el primero de América del Norte y Sur, y a nivel mundial como el décimo primero.

La contratación pública eficiente permite que los recursos del país sean bien aprovechados, por ello se han implementado políticas para que el Estado adquiera bienes y servicios de productores ecuatorianos; con ello se ha evitado salida de más de 700 millones de dólares. “En Manabí, por ejemplo, en la construcción de la vía Briceño – La Unión se ahorró 4  millones de dólares; y en la ampliación de la carretera Rodeo – Rocafuerte hubo un ahorro de 3 millones”, indicó Vásquez.

(PV)